lunes, diciembre 27

Una reflexión de izquierda moderada

Explicarle a la derecha práctica como mejorar las condiciones de su propia acumulación es uno de los problemas teóricos pero que se reflejan en lo ideológico que tiene la izquierda moderada, llamando así a los sectores que no proponen cambios radicales en las formas de acumulación sino que se pretende un sistema de acumulación basado en similares principios – en algunos casos acentuándolos - pero con un reparto del excedente del producto social. El capitalismo global empujado por las premisas de la movilidad y la seguridad puso un fuerte freno al discurso moderado y sigue recordándoselo.

La máxima desde las teorías clásicas seguirá siendo que salarios y ganancias son variables encontradas, porque asalariados y capitalistas están en posiciones encontradas necesariamente pero no sólo por el reparto del excedente, es fácil comprobar que terratenientes, banqueros y empresarios son grupos generalmente opuestos por el reparto de su excedente y sus relaciones sociales son completamente diferentes a las primeras.

Una diferencia que tienen estas teorías desde la postguerra hasta el fin de la edad de oro, es que la reproducción podía estar asociada al incremento del salario, en rigor debía estar asociada. Desde la década del 70 eso dejó de ser el caballo de batalla teórico de las interpretaciones armónicas de los esquemas de reproducción y las dificultades se han acentuado en las naciones que tienen regímenes de demanda impulsados por ganancias e híbridas. Por ello es que muchas alternativas de izquierda han devenido (intencionalmente o no) en discursos que validan el orden del capitalismo "sano" de aquellas épocas, con una retórica melancólica del industrialismo y la sustitución de importaciones.

Sin excedente no hay acumulación y sin producción no hay excedente, es decir, que las formas de apropiación deben basarse en las formas de producción. La actual crisis económica muestra las correcciones del sistema ante el olvido de sus reglas básicas, y son esas mismas reglas básicas de las que no se puede escapar el discurso moderado, no hay riqueza sin acumulación de capital, no hay acumulación sin excedente y no hay excedente sin explotación (dada la existencia histórica de asalariados).

Hablar del "sistema" es una antigüedad, debido a que el "sistema" se dejó de cuestionar cuando la economía política paso a llamarse economía (una mala traducción de economics) lisa y llanamente. Esto es en parte consecuencia del dominio de la derecha en el discurso económico pero validado por la izquierda moderada constantemente porque,

"Las ideas dominantes no son otra cosa que la expresión ideal de las relaciones materiales dominantes, las mismas relaciones materiales dominantes concebidas como ideas; por tanto, las relaciones que hacen de una determinada clase la clase dominante son también las que confieren el papel dominante a sus ideas"
Muy buen 2011

3 comentarios:

CRISTIAN dijo...

Mariano:

desde ya mi aporte está atado a la posible malinterpretación de tus dichos...

Cuando decís:
"no hay riqueza sin acumulación de capital, no hay acumulación sin excedente" va perfecto, perooooo, después decís "y no hay excedente sin explotación (dada la existencia histórica de asalariados)." ahí disiento.

mi concepción de asalariado, es la que recubre al asalariado de la era capitalista, es decir, aquel que recibe únicamente un salario a cambio de su trabajo, sin preocuparle al patrón donde viva, que coma, o como se reproduzca, por lo tanto, la existencia del asalariado a escala global no es eterna -o histórica-.
Por otro lado, sin acumulación, no hay riqueza, sin excedente no hay acumulación, totalmente de acuerdo, pero, para que haya excedente (si no entiendo mal tu prosa) si o si tiene que haber asalariados???

en la antigua grecia existía el excedente y no había asalariados (sino que eran esclavos).

Saludos de un izquierdista radical!

Mariano dijo...

Cris, la existencia histórica de los asalariados como opuesta a la natural ;) pero "lo histórico" es contrario a "lo eterno".

Saludos!

CRISTIAN dijo...

ahí estamos de acuerdo entonces!