domingo, octubre 26

¿Una nueva fase del capitalismo?

Reacciones: 
Los triunfantes de la crisis del estado de bienestar (o malestar, según quien) configuraron un mundo distinto hacia fines de la década de 1970. Las economías capitalistas cambiaron sus formas de producir, costear la producción, financiarla y distribuirla. Económicamente fracasado pero política, social e ideológicamente exitoso, el neoliberalismo logró algunos de sus propósitos: la restauración de las tasas de ganancias, la reducción (leve) de la inflación, el aumento de la desigualdad, la racionalización del empleo y mundialización del capital. Sin embargo, no pudo cumplir con su promesa última de restaurar altas tasas de crecimiento de la riqueza. El capitalismo aceleró su expansión territorial y encrudeció las relaciones de clase creando bienes y servicios a un ritmo menor.  En su haber acontecen más deudas, más concentración del poder, más inestabilidad, mayor frecuencia de crisis financieras con menor riqueza y más desigualdad.
 
Los economistas e investigadores franceses del Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNRS) Gerard Duménil y Dominique Lévy sostienen que los fondos de inversión junto a grandes instituciones financieras controladas por ejecutivos especializados están abriendo una nueva mutación en las relaciones de propiedad como una prolongación de la vieja y conocida sociedad por acciones. Proceso que se precipitó desde mediados de la década de 1990. En su libro titulado La crisis del neoliberalismo (2011) los autores insisten que asistimos a una transformación del neoliberalismo conformado por un compromiso de derecha de las clases dominantes creando un nuevo orden social con mayor injerencia de las administraciones centrales y los gestores del capital. Llamaron a este proceso neomanagerialism. Los datos expuestos son sugerentes: hacia fines del año 2006 (año previo a la crisis mundial) el valor de los activos financieros totales representaba cerca del doble del PBI mundial, el valor de los activos gestionados por los mil bancos más grandes eran casi 25 veces más grandes que toda la riqueza generada en África durante un año y el de los gestionados por 500 gerentes equivalente a 5 veces el PBI de Estados Unidos.
Recientemente Duménil fue invitado a la Argentina en el marco VII Jornadas de Economía Crítica realizadas en la Universidad de La Plata. En numerosos debates durante su estadía presentó lo que considera dos pruebas fundamentales que contribuyen a su tesis sobre el cambio de fase del capitalismo. La primera de ellas surge de un trabajo realizado en el año 2011 por tres investigadores del Instituto Federal de Tecnología de Zúrich (Suiza) titulado LaRed de Control Corporativo Global. Estos investigadores descubrieron la existencia de una red de propiedad global que contiene una íntima relación de control y conforma lo que dieron en llamar una “súper-entidad”. Los investigadores estudiaron las relaciones de propiedad, valor y control de más de 43 mil compañías transnacionales que presentaron más de un millón de vínculos entre ellas. Encontraron que 295 de esas compañías forman un núcleo duro de relaciones, compuestas mayormente por grandes compañías financieras. Aunque el trabajo no sugiere un comportamiento en bloque, al menos permite afirmar que no vivimos en un mundo de carácter “competitivo”. Este tipo de estudios agregó una dimensión poco estudiada del mundo de las desigualdades, la del control. Llegó a la interesante conclusión que distribución del control y propiedad es más desigual que la distribución de los ingresos entre esas compañías. Conclusión que parece paradójica si se estima desde el punto de vista de la eficiencia.
La segunda prueba presentada apareció en los datos publicados en el libro de Thomas Piketty, El Capital en el siglo XXI. Duménil y Lévy sostuvieron desde la llamada revolución gerencial (managerial revolution) a inicios del siglo XX para estados Unidos, los gerentes del capital lograron remuneraciones relativas cada vez mayores, cambiando de este modo su lugar dentro de las configuraciones de clases. Este proceso se aceleró a desde la crisis del estado de bienestar y se potenció fuertemente en la última década. Así las gerencias que a principios del siglo XX eran ocupadas por una nueva clase media, ubicada entre los capitalistas y las clases populares, fueron convirtiéndose de a poco en reducto reservado para los custodios del capital con intereses encontrados con las mayorías trabajadoras y muy bien pagos por su función.
Interpretar la historia mientras ocurre puede ser una tarea difícil y seguramente riesgosa pero con seguridad quien observara con detenimiento las relaciones sociales del trabajo, relaciones entre Estados y los balances económicos globales en la década de 1990 y las comparara con la actualidad debería preguntarse sobre la dirección y la intensidad de los cambios ocurridos. Las tesis de los investigadores del CNRS señalan un mundo donde el viejo poder concentrado se vuelve aún más prepotente, porque se asienta sobre condiciones de poder mayores a las conocidas por el capitalismo neoliberal. Según ellos, aquel ha mutado de forma tan significativa como para estimar una nueva fase del capitalismo.

lunes, septiembre 29

Economía Política en los dibujos animados...el anhelo de la edad de oro

Reacciones: 

Ya es bastante difícil explicarle a los familiares que hace un economista de su vida, cual es su "oficio", sus saberes y sobre todo, qué utilidad tiene para amigos y familiares.
 
"¿Que hace papá"? se pregunta Nahuel, el mayor. Difícil tarea la de explicarle a un niño de casi 4 años de qué trabaja un economista.
 
El otro día, me ve escribiendo una nota, revoloteando en la cama aprovecho y le pregunto si quería trabajar conmigo y me contesta que por supuesto, que estaba dispuesto a quedarse mirando "Madagascar". El creía que trabajar frente a una computadora era mirar películas. Este post se lo dedico a él (hoy con 6 años ya sabe leer).
 
Sindicatos e Ideología
Casi toda la gente, cuando no tiene pequeños, no mira dibujitos (exceptuando a los compuñoños y otras tribus urbanas), la novedad resulta cuando, casi obligadamente debe comenzar a verlos de nuevo con ellos, allí es donde negocia las "pelis" o "dibus" y en una de esas negociaciones pude acceder a un capítulo de la famosísima Liga de la Justicia que me llevó directamente para comenzar a explicarle dos conceptos: Ideología y sinticalismo. Ja! nada menos. Resultó ser que en este capítulo de la Liga de la Justica existía un mundo paralelo, que era gobernado por valores liberales defendidos por un Lex Lutor "bueno" y derrocado por - acá viene lo mejor - el "sindicato del mal" (el contrario de la Liga de la Justicia en el mundo paralelo) conformado por Batman, Superman, etc. pero "malos". Claro que me generó serios problemas la palabra "sindicato" pero al mismo tiempo ayudo a explicar como el falso reflejo puede transformar de semejante manera un dibujito animado.

Trabajadores y técnicas de producción
¿Sindicatos sin trabajadores? el concepto quedó incompleto. Entonces fue cuando esa combinación de fuerzas directas e indirectas me recordó cuando veíamos "Monsters Inc.". Brevemente: Los monstruos se apoderan de la energía de los niños cuando los asustan y estos gritan. Esos gritos se envuelven en pequeños tubos para ser reutilizados. Todo ello bajo un sistema de incentivos, calificaciones al personal, ajusticiamientos colectivos, auditores y hasta una suerte de empleados del mes. Un capitalista y muchos trabajadores de diversa calificación (Por ej. los asustadores y sus asistentes). Resultó ser que "Sully" (el personaje principal) descubre que puede mejorar la técnica y extraer más energía no asustando a los niños sino haciéndoles reír, sin embargo, el capitalista (un cangrejo) como era malvado quiso impedirlo. Finalmente la técnica "buena" predomina sobre la técnica "mala", al capitalista lo sacan aunque nunca se aclara si le apropiaron la empresa - aunque el cambio de nombre indica que sí -, es entonces cuando el mundo de "Monsters Inc." permite además explicar que no es el problema de la persona sino del poder para mandar sobre el trabajo. Nada más allá de la técnica parece haber cambiado.
 
Ganancia, Renta y Consumo
El problema es que en esos mundos no había intercambios voluntarios, todo era apropiado por la fuerza bruta directa, sin sutilezas. La película que me permitió incorporar el consumo en las explicaciones de la Economía Política para niños fue "Robots" ya que hace referencia a la llamada Edad de Oro del Capitalismo caracterizado, entre otras cosas, por el consumo de masas y la producción en serie. Resulta que los robots comunes y corrientes podrían subsistir reponiendo sus partes viejas debido a que una gran fabrica las reproducía, la lógica era la reproducción y, en apariencia, no la ganancia. El gordo capitalista ("Gran Soldador") era una especie de Robert Owen pero sin cooperativa, generoso y emprendedor, su fábrica alimentaba el consumo de las masas de robots viejos y su capacidad para atraer nuevos talentos hacia del mundo capitalista robot el mejor de los mundos. Podríamos decir, la edad de oro del robo-capitalismo. Un buen día un accionista se apodera del mando de la compañía y comienza a producir partes modernas y lujosas fuera del alcance del ingreso medio de la población y bajo una lógica rentística, como si la apropiación del conocimiento del Gran Soldador no lo fuera hasta el momento. De hecho la renta obtenida por el Gran Soldador era a base de invenciones (incrementos de plusvalía extraordinaria aunque puede ser entendida como relativa ya que no se presentan otras fabricas, es decir no hay competencia), la obtenida por el nuevo director se basaba en la producción en serie y la extracción de plusvalor absoluto. Incluso en el dibujito muestran a los pobres robots obreros superexplotados trabajando con esfuerzo robótico (físico) y desde ya, todos se ponen contentos cuando el Gran Soldador recupera la fábrica. Esto me recordó a unos pasajes de Marshall donde entiende que la explotación del trabajo se da solo allí donde el trabajador hay sobre esfuerzos manuales y trabajo mecánico (con pocos procesos mentales involucrados).

Competencia, Contradicción y Sistema
Hasta ahora, si bien se mostraban algunos conflictos de “clase”, no aparecían ni la competencia y el autoritarismo del mercado mas que en formas no mercantiles (fuerza física directa en los tres anteriores). Pues bien, llegaron los Muppets, quienes compiten (empleados por una cadena de TV) con un malevolo petrolero por la compra del museo de los muppets, apropiado contractualmente y con todas las de la ley por "Richman", el petrolero. 

Para incorporar la pobreza, el trabajo infantil y el desempleo tenemos que ir a los dibujitos del subdesarrollo, por caso García Ferré es el paladín en estos términos. Anteojito y Antifaz y Trapito dan fe de ello. también aparece el anhelo de la Europa educada y glamorosa (manuelita vivía en Pehuajó pero se quería ir a la mierda!). El reflejo del desarrollo: la modernización.  

Todo parece un anhelo de la edad de oro, los fabricantes de películas para chicos quieren mostrar que existió un capitalismo“bueno” y que fue transformado por malas intenciones: El cangrejo en Monsters Inc., el Nuevo accionista en Robots, “Richman” en los Muppets y claro los sindicalistas de Batman, Superman, etc. en el mundo paralelo. Dicen que lo oyeron a larguirucho decir "ahora somos todos keynesianos" y el profesor neurus le replicó: "habla mas fuerte que no te escuchan desde los países centrales!!". Es allí cuando a finales de la década perdida algo se oyó y nacieron Los Simpson.