viernes, mayo 21

Los que enseñan sólo por honor

El artículo de Página/12 :: Universidad : "Los que enseñan sólo por honor" muestra la escandalosa realidad que viven las universidades nacionales y particularmente la UBA (70% del total de no remunerados) No solamente por el trabajo no remunerado, los docentes no trabajamos por el incentivo del dinero eso queda más que demostrado, sin embargo es necesario para la dedicación e nuestro tiempo, está mal que alguien sea docente por hobby. Esta peor que no haya posibilidades de investigación dentro de la universidad, o que sean mínimas, incluso deberían ser obligatorias. Esta mal que no se concursen todos los cargos. Esta mal que los cargos no estén asignados de acuerdo a sus funciones. ¿Cómo un docente que no cobra podría pagar un posgrado del doble de su salario mínimo (si cobrara) mensualmente, siendo una maestría lo básico como para aspirar a un cargo de adjunto o incluso de JTP? Los problemas no solamente están en el salario, pero empiezan por ahí.

2 comentarios:

Martín Kalos dijo...

Coincido y las preguntas-críticas que hacés son relevantes... sólo te añado una: ¿y la cantidad de docentes que no figuran entre ese 70% porque ni siquiera se les reconoce el nombramiento como Auxiliares? No son/somos pocos... y haría que ese 70% se dispare!

Ojo, esto no pasa en todas las Facultades. En Exactas los auxiliares son nombrados por concurso, TODOS. Pero en Económicas te retacean hasta los nombramientos ad-honorem interinos... ni hablar de rentas, concursos o capacitaciones!

Martín
Escuela de Economía Política (UBA)

Mariano dijo...

Completamente de acuerdo, gracias por la notación y disculpas por el descuido. Encima de los ni-nombrados no debe existir ni un solo registro. A la no remuneración, no seguridad social, no institucionalidad, se le agrega que no cuenta en las carreras docentes, suman horas que no suman en realidad desde el punto de vista institucional. En un concurso ¿Que aval tiene la palabra del docente a cargo del curso donde se ayudó o directamente dicto clases? Lo que me llama la atención es que uno de los puntos del crecimiento de los ad-honorem que señala la nota es la relativa facilidad para nombrar cargos interinos (por su casi nulo costo). Me pregunto ¿Cuál es la excusa para no nombrar a aquellos que no están nombrados?

De nuevo, gracias por el aporte Martín.